Blue Beach Day

Después de estar a punto de preparar un fuego y sacar unas butifarras para acampar en el coche (el tráfico para volver del puerto un domingo por la tarde es peor que las colas de Port Aventura) por fin he llegado a casa, me he quitado los zapatos y, tirada en nuestro sofá mullidito y con una bandeja de piña recién cortada (lo de la comida es un drama: la palabra “llena” parece haberse escondido en algún lugar remoto del universo y no parece que tenga ganas de dejarse ver) estoy lista para contaros mi día.

Hoy, último domingo de Mayo, he tenido una comida de cumpleaños en el puerto así que he llegado a casa con más barriga de fideuá que de niña (creo que Chloe se piensa que la he mudado de una mansión a una minicasa), un poco más de color (o eso espero porque hoy casi me envían a la casa encantada del Tibiado por confundirme con Casper) y mi pulsera amarilla del Bestial (la prueba del delito).

IMG_1555-min

Esta mañana me he plantado un vestido azul (¡por fin han desaparecido las medias sobaqueras a lo Steve Urkel de mi vida!) fresquito y unas sandalias romanas. Creo que a partir de la gran experiencia de hoy relegaré todo lo que no sea aireado de mi armario… Yo soy muy friolera pero esto de estar embarazada da mucho calor y he descubierto que los vestidos son el mejor invento para pasar el verano lo mejor posible.

FullSizeRender 20 FullSizeRender 21

Después de comerme todas las existencias de pan i all-i-oli del restaurante sin un mísero remordimiento (¡bendito embarazo!) y obligar a Juergapapá a que me sacase algunas fotos (“son recuerdos para la bebé cariño”) nos hemos ido para el Bestial. Desde la inauguración había decidido no volver: primero porque me sabe mal que mis amig@s tengan que hacer de guardaespaldas (la última vez parecíamos una conga de maestros del taekwondo); segundo porque me vienen los recuerdos de cuando estar encima de las mesas era mi lugar natural y me entra mala leche de estar a ras de suelo y tercero porque me da miedo que me den un golpe en la barriga (tengo a JuergaC muy sobreprotegida). Pero hoy no he podido evitarlo… era temprano, no había mucha gente y sentirme como en casa (tengo a Juergapapá en la puerta y al Juergatito dando vueltas por ahí) hicieron el resto. Andy y yo nos adueñamos de una de las mesas, preparamos el terreno para cotillear un rato y entre risa y risa se fue despidiendo el sol. Cuando quisimos darnos cuenta estábamos rodeadas de gente y, con el local lleno, decidí que era hora de una retirada a tiempo.

FullSizeRender 16-min

Al principio del embarazo se me hacía muy difícil marcharme a casa cuando estaba de cena (aunque ya fuesen las 3 de la mañana)… Ver que todo el mundo hacía vida normal y que yo, ya fuese por cansancio, dolor de espalda o simplemente porque no quería agobiarme ni que me hiciesen daño tenía que irme a casa me ponía en modo “Diario de Noah” y las fantásticas hormonas hacían el resto. Así que para evitar momentos “sirena de ambulancia” (es como siempre me imita Juergapapá cuando me entra la llorera) prefería no acercarme mucho a las juergas… Todo el embarazo he salido a comer, cenar, merendar, he hecho barbacoas, he ido a fiestas, eventos y bodas pero siempre con el regusto agridulce de saber que en el momento en que todo el mundo pusiese la quinta y la marcha atrás desapareciese yo tendría que hacer un salto mortal y salir rodando del coche para subirme al bus de “vamos a la cama que hay que descansar”. Ahora, a dos meses y medio de tener una baby entre los brazos, me he acostumbrado a seguir haciendo todo lo que siempre he hecho pero con moderación y cabeza. Ya no me supone un esfuerzo sino que lo he asumido como una etapa normal y, en vez de convertirlo en un sacrificio, he aprendido a apreciar cosas, como el placer de estar en casa, que antes ni contemplaba. Al final de todo se aprende aunque no aseguro que cuando haya tenido a la baby siga siendo tan amiga del sofá como estos meses :p

FullSizeRender 22

 

Vestido: MitMatMamá

Bolso: Balenciaga

Sandalias: Sam Edelman 

Collar: MamiBB (@_mamibb_)

No he podido evitar estrenar mi regalito de MamiBB. Estoy encantada con el modelo de collar mordedor que escogí (es el modelo Barcelona): es super bonito, los colores combinan perfectamente con todos mis looks y estoy segura de que a JuergaC le va a gustar igual o más que a mí (L)!

FullSizeRender 15-min

FullSizeRender 18

Muchos besos,

Juergamamá*

lipstick-kiss_37407832

One Reply to “Blue Beach Day”

  1. Esperando el proximo pots!! M encanta Irina. Petons

Tengo ganas de leerte! Déjame tus comentarios