Doble boda y tiro porque me toca

No era una, eran dos… ¡DOS BODAS EN UN MISMO DÍA! Había dos maneras de verlo: doble fiesta, doble sensación o quiero que me atropelle un camión.

giphy-7

Con el barrigón ya de 32 semanas y que una era en Premiá por la mañana y la otra en la Costa Brava por la tarde, la opción más normal hubiese sido la segunda. Pero ya sabéis que lo de ser una juergamamá tiene estas cosas y yo opté por ponerle alegría al asunto y tirar pa’lante como los de Alicante: ¿dos bodas? ¿el mismo día? ¿a 1 hora y media de distancia cada una? ¿sin poder comer la mitad de las cosas? ¿sin alcohol que lo haga pasar todo más suavecito? ¡Qué más da, a por todas! Me compré un vestido largo (en el post La barriguita se va de boda (Parte 1: en busca del VESTIDO perdido) podéis recordar mi dilema para encontrar algo que ponerme en la primera boda que fui embarazada) y me planté en la primera boda, un poco tarde como es habitual en mi, pero a las 12 ya estaba camuflada entre la gente y las patas de jamón. Cogí dos o tres aperitivos rápidamente, que pareciese que llevaba ya un rato deambulando por la boda, y con más platos que un camarero en una boda India me puse a saludar tan normal.

main-qimg-bffc8716c52a63c9fc91e893165bc3b0
Estás debían ser mis pintas… barrigón incluido

No sabía muy bien qué había cogido, así que en cuanto tuve un segundo de soledad me puse modo “Sherlock Holmes Embarazado” ON y empecé a analizar mis platos: tartar de atún (pam, en toda la boca), huevo escalfado con trufa (doble pam), tostada de brie con salmón ahumado (ya no me caben las hostias) y mini-hamburguesa (¡bendición!). Con un marcador de Comida 3- Embarazada 1 le dí todos mis suministros a Juergapapá (ahora el de la foto pasó a ser él) y yo me puse en búsqueda y captura de mini-hamburguesas. En mi lucha encarnizada tropecé con un camarero que me plantó un plato de Jamón de Jabugo recién cortado en toda la cara, sin preliminares ni nada. Con más saliva que el perro de Pavlov le dije que no sonriendo… El “nosabedondesehametido” camarero me volvió a insistir “está buenísimo, debería probarlo” y fue entonces cuando salió mi momento “niña del exorcista”:

giphy11

Recompuesta de mi cambio de personalidad (al pobre camarero tuvieron que darle la baja por estrés posttraumático) e intentando estar lo más alejada posible de la roulotte de los mojitos, pasé el rato riendo con mi familia y obligando a Juergapapá a sacarnos algunas fotos.

IMG_24222-min

 

IMG_2476 2-min

Cuando las 18h ya asomaban en el reloj y yo estaba ya super ambientada con la mitad del pastel aún en el plato Juergapapá me recordó que teníamos que marcharnos. ¡Otro aperitivo nos esperaba delante del mar!. Cogí el plato de pastel y me fui despidiendo, beso en la mejilla-cucharada de pastel, beso en la mejilla-cucharada de pastel… Y así hasta que, media hora más tarde, conseguimos llegar al coche y ponernos rumbo a la siguiente boda.

Zapatos fuera, moño alto, asiento un poquito más reclinado, aire acondicionado como si no hubiese mañana y a reponer fuerzas. Aquí tengo que recalcar que como co-piloto soy nefasta, me desoriento más que Rajoy en un helicóptero, así que gracias a mi buen uso del GPS conseguí indicarle a Juergapapá la ruta más larga para llegar a la otra boda. Un olé para mí por favor, gracias, gracias.

Finalmente y casi dos horas después, llegamos -tarde evidentemente- a la segunda boda.  Conseguimos oír el último discurso y directos al aperitivo. ¡Madre del amor hermoso…si aún tenía el sabor del pastel en la boca! Pero bueno, “no vamos a hacer un feo” pensé así que utilicé las dos horas de coche como excusa y empecé mi “Juergamamá y la búsqueda de aperitivos comestibles”. Tortilla de patatas, gyozas de gambas y el plato estrella del día: mini-hamburguesas (¿será que me están siguiendo?), todo bañado con un estupendo zumo de piña (dramático…). Entre charla y charla descubrí donde estaban los baños y me hice su mejor amiga desde el minuto cero. La capacidad de una embarazada para pasar más rato del día en el baño que en el exterior es asombrosa…

IMG_24172-min
En la segunda boda nos encontramos con Juergatito
IMG_246631-min
Preciosas vistas del acantilado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de una gran cena y empezando ya a notar el agotamiento (acabamos de cenar sobre la 1 de la noche) llegó el baile. Viaje al baño (que sino luego me quedaba más lejos) y directa a la pista. Nos pusimos en el centro y los Juergagemelos ya empezaron con sus bailes, acapararon la mesa del DJ y me hicieron rodar cual peonza unas cuantas veces. En uno de los momentos en que me escabullí de la pista a por un poco de agua y una silla (las salvadoras como recordareis de La barriguita se va de boda (Parte 2: Tu nueva amiga la silla, la no-comida y la semi-juerga)) una señora me preguntó cómo podía ser que aún tuviese ganas de bailar… cuando le dije que hoy había tenido dos bodas casi le da un “jamacuco”.

Me encanta ver lo sorprendida que se queda la gente al ver a una embarazada de 8 meses bailando a las 3 de la mañana. Evidentemente no lo hago cada día y por supuesto estaba cansada, me empezaban a doler las piernas y la ciática ya quería su protagonismo, pero opino que mientras pueda (el primer trimestre poca cosa pude hacer y ahora ya me empieza a costar) quiero tener un embarazo activo, juerguista, vivirlo al 100% y compartirlo con toda la gente que quiero. No sé cuánto más podré aguantar así pero por las semanas que me quedan espero romper aguas en algún chiringuito de playa o terraza mientras me tomo un mojito sin alcohol 🙂

 

Muchos besos,

Juergamamá*

lipstick-kiss_37407832

 

 

 

 

 

 

Comments

  1. Silvia says:

    Te admiro jajaja que locura!!! Ojala el dia que me toque tenga el mismo animo que tu!!! Animo en lo poquito que te queda para disfrutar de la baby

    1. admin says:

      sí que es un poco locura pero estoy segura que si quieres estarás igual de animada 🙂 No te diré que no hay momentos en que te encuentras mal o cansada pero yo siempre he intentado hacer vida normal, parece que se pasa más rápido y que por mucho barrigón que tengas sigues siendo tú jajaja… Muchas gracias guapa!! Un besito

Tengo ganas de leerte! Déjame tus comentarios