#Manualdesupervivencia Vol.2: La bolsa de hospital

Y antes de contaros como ha acabado mi búsqueda para saber qué rayos y centellas tenía que llevarme en mi bolsa de hospital para el día del parto tengo algo que deciros: ¡¡buenos días!! Finalmente los obreros han decidido dejar en paz mis despertares y simplemente dar leves martillazos a media mañana… Música para mis oídos después de los solos de batería que he tenido que soportar esta última semana (estoy segura de que el karma les recompensará con una cagada de pájaro -de las que no dan buena suerte- en toda la cabeza en cuanto terminen).

Bird-poop-and-ice-cream-GIF-2

Ahora que tengo la bolsa, el neceser y ya están aquí los casi-8-meses (estoy de
35 semanas pero al paso que voy con lo de las contracciones casi mejor que la empiece ya) creo que ya no lo puedo retrasar más:
el momento de hacer la bolsa de hospital ha llegado. Bien… por dónde empezamos… ¿camisón “viejuno” o puedo llevar mis pantalones de chándal?
¿tengo que llevar mi champú o habrá muestras “a lo hotel” en el baño?… ¿estarán dando ya supervivientes? Madre mía… me siento como juergacrusoe a la deriva: ¿puedo estar más perdida? ¿cada paso que dé en esto de la maternidad me va a acercar más a hablarle a una pelota de rugby como Tom Hanks con su querido Wilson?

ab382057a8d7953771831fcbffc480f7

Gracias a haberme tragado todo el agua salada del océano en mi intento por salir de la isla de la incertidumbre primeriza, empecé una búsqueda incesante por todos los rincones de la blogosfera. Después de mirar mil tutoriales sobre cómo construir barcos con palmeras y cáscaras de coco, he conseguido hacer una lista de las cosas imprescindibles que debes llevar el día del parto en la temida bolsa de hospital. Evidentemente,  he decidido compartirla para que todas las futuras mami-náufragas lo tengan más fácil que yo cuando llegue el momento de preparar el equipaje para el viaje más importante de sus vidas:

BOLSA MAMI

BOLSA BABY

DOCUMENTACIÓN

DNI, Cartilla de la seguridad social o mutua, consentimiento firmado para el parto, analítica del tercer trimestre y últimas pruebas médicas realizadas

PRIMERA PUESTA

(mejor tenerlo en una bolsita para dárselo directamente a las enfermeras)

Body manga larga, pañal recién nacido, patucos o calcetines y un gorrito

VESTIMENTA

-Bata y zapatillas para dar algún paseíto por el pasillo y no helarte en el intento

24C5732A00000578-0-image-a-105_1421466253451

-Camisón para dar a luz (nota mental: querré guardarlo pero debo obligar a alguien a que me lo impida)

-Camisones de algodón abiertos por delante para poder dar el pecho

-Sujetadores post-parto y para lactancia (no calcular nunca mi nivel de sensualidad con uno de ellos puesto)

-8 o 9 braguitas (nota mental: coger las del fondo del cajón, ahí donde Jesús perdió la alpargata)

-Ropa cómoda para volver a casa (cancelaré hoy mismo todo el tema de exclusivas para poder agenciarme un chándal y una camiseta robada a Juergapapá)

VESTIMENTA

(Se tiene que haber lavado con anterioridad con un jabón neutro)

-4 o 5 bodies de algodón (seguro que el bebé hará todo lo posible, sabiendo que estas agotada y con los ánimos de una marmota, para no mancharse y usar el mismo body hasta que volváis a casa… Ironía modo OFF)

-2 o 3 gorritos (al nacer, los bebés no regulan bien la temperatura corporal por lo que es muy importante ponerle un gorrito para que no pierda calor)

-2 o 3 manoplas (si los X-Men viesen las uñas de tu hijo al nacer lo cambiarían por Lobezno sin pensárselo)

-3 o 4 baberos 

-3 o 4 pijamas de algodón

ASEO PERSONAL

-Neceser con cepillo, pasta de dientes, desodorante, champú y gel de ducha

-Maquillaje (sí, sí… Ya sé que en ese momento no estamos para “tirar cohetes” y con menos ganas que un Koala de ponernos monas pero, por si acaso, tener de reserva un poco de antiojeras y colorete no creo que haga daño a nadie)

Si das el pecho: discos protectores desechables y Purelán (crema para los pezones)

ASEO PERSONAL

-Toallitas húmedas

-Pañales 

-Crema hidratante y crema para la zona del pañal

-Peine y cepillo de cerdas naturales

 

EXTRAS

Algo para pasar el rato (una revista para cotillear, un libro, un tamagotchi… Lo que se te antoje aunque no creo que tengas mucho free time

Abanico (recomendado en múltiples páginas… no sé si lo utilizaré pero he puesto uno flamenco porsiaca)

-Sushi (no lo llevaré yo pero dejo constancia para que algún alma caritativa me soborne con una buena bandeja en el hospital…este ayuno japonés está siendo muy duro)

EXTRAS

-Mantita (para cuando le enseñes al baby el hospital)

-Biberones (por si el tema de dar el pecho no es lo tuyo o no te ha sido posible)

-Portabebés para el coche (con las ganas que tendrás de volver a casa sería una p***** no tener cómo hacerlo o que un amable poli -se arriesga a morir en el intento- te multase)

 

Para las que ya tienen experiencia, cualquier consejo/sugerencia será muuuuuy bienvenido! Espero que os sea de ayuda, en cuanto la haya puesto en práctica escribiré otro post a-prueba-de-partos (seguro que me dejo algo para tener a Juergapapá distraído, estoy por añadir una bolsa de pipas just in case…).

Cuéntame tus experiencias con la bolsa de hospital y ayuda a las primerizas a evitar un naufragio Clic para tuitear

El próximo día colgaré un post con mi maleta ready para que tengáis una imagen gráfica de lo que me he llevado a mi crucero por el caribe (siempre se tiene que ser positiva en esta vida)… ¡Estad atentas!

 

Muchos besos,

Juergamamá*

lipstick-kiss_37407832

 

Comments

  1. Es distinto en público que privado, hay hospitales públicos que no te dejan ponerle tu ropita al bebé y hasta el día de la salida no puedes, así que con dos mudas basta, lo mejor es informarse en el hospital si dan ropa, pañales, y demás.

    Las braguitas no sólo las del fondo las más amplias ya sea por una cosa u otra cuanto menos aprieten mejor.

    Las manoplas no son muy recomendables, los bebés sienten todo tocando y aunque el peligro Lobezno en algunos es real y en otros no tanto en los primeros días se mueven muy lento y no se arañan como más delante. Dicen que una caja de bombones u algo así para las enfermeras del turno que veas que más estresadas están ayuda 😉

  2. Olvida las zapatillas de andar por casa. Chanclas piscineras que resistan agua… y todo tipo de fuidos. Yo protagonicé una escena de Carrie antes de poder llegar a ponerme una de esas compresas gigantes del hospital. Las bragas que sean de “campaña”, de esas que puedes meterte tú y alguno más debajo para refugiarte en el invierno.

    Y paciencia para no golpear a la enfermera borde que no te ayude en un brete como ese, porque el padre, eterno olvidado, lleva las mismas horas que tú en el hospital y a el no le dan comida, ni bebida, ni puede refrescarse siquiera, y además alguien tiene que alimentar a la mascota después de tanto tiempo encerrados.

    Y como a cualquier viaje… no sin mi seda dental, crema de manos y mi vaselina para los labios.

Tengo ganas de leerte! Déjame tus comentarios