¡Arrancamos nueva temporada juerguistas!

Juerguistas, hoy es el día. El día en que abro un espiral de historias. Hace un año, con el “carpe diem” tatuado en el núcleo accumbens1 y un súper barrigón, empecé mis peripecias en el mundo virtual. Pasó el tiempo, las vivencias se transformaron en posts, la barriga fue creciendo y nació la bebé. Y en ese momento perdí la capacidad de centrarme en nada más que en ella.

  

Intenté volver pero no era el momento.  Como yo siempre digo, todo pasa por algo en esta vida. Si lo dejé es porque mi cuerpo y mi mente me pedían dedicarle el 100% de mi energía al milagro que acababa de ocurrir. En estos meses, cuando aparecía algo de tiempo libre, miraba la página con melancolía. ¿Y si me pongo otra vez a escribir? ¿Y si por fin encuentro un espacio para hacer lo que tanto me gusta y me apasiona? No necesitaba un huracán para quitármelo de la cabeza: con la brisa del ventilador desaparecían sin hacer más ruido del necesario.

Pero hoy ya no. Hoy me he levantado con ganas, con más ganas que nunca, con una ferviente necesidad de oír el ruido de las teclas al transformar mis ideas en historias. Y aquí es donde empieza la mía. Ahora me veo preparada y con ganas para volver a darle al teclado. Pero a mi manera. Lo de las “palabras clave” está muy bien y lo del análisis del SEO es lo más pero a mi se me hace muy pesado qué queréis que os diga. Cuando empecé escribía lo que me apetecía, cómo me apetecía y con las palabras que me venían en gana. Luego me comentaron que era mejor ajustarme a unos parámetros para que el post se posicionase mejor en Google. A ver querido señor Google, ¿en qué momento se ha convertido usted en  dictador encubierto de mis ideas? Sé que es lo que toca, que ahora para que te vean has de hacerle un poco la pelota al astro G pero he decidido darle solo un poco del espacio en blanco que me brindan los posts. ¡Con una o dos palabras clave te sobra mister G!

Así que con más libertad mental que nunca y demasiadas ideas con ganas de escaparse de mi cabeza hasta por las orejas vuelvo a la carga. Coged impulso juerguistas que nos vamos a divertir 😉

Muchos besos,

JUERGAMAMÁ*

 

 

  1. A groso modo y sin entrar en detalles se podría decir que el núcleo accumbens es una región del cerebro humano que está vinculado a los sistemas de recompensa psicológicos y a la motivación

Tengo ganas de leerte! Déjame tus comentarios